Bienvenidos a mi blog

En este blog cuento con vuestora opinión y si teneis sugerencias
para mejorar el contenido no dudeis en poneros en contacto con migo.

Contacta con migo

Como mantener una buena salud ósea

A lo largo de la infancia es muy importante mantener nuestros huesos sanos para evitar problemas de cara al futuro. Será crucial seguir una dieta rica en carbohidratos, además de cuidar otros elementos.

En este artículo vamos a enseñarte a mantener una buena salud ósea evitando que tus huesos puedan padecer roturas o lesiones.

Como cuidar tu salud ósea

huesos-sanos

Sigue una dieta equilibrada

Tu dieta debe de seguir las siguientes claves:

-Asegúrate de que la cantidad de verduras y de frutas que contiene sea la correcta.  Ten presente que estos componentes son fundamentales para el buen cuidado de los huesos.

-Añade carbohidratos a tu dieta es fundamental. Un buen ejemplo de ellos es la pasta, aunque asegúrate de que sea integral.

-Consume productos lácteos. Aportarán una buena cantidad de calcio para fortalecer los huesos. Sin embargo, a veces no es suficiente por si solos.

-Come proteínas como las que te aportan la carne o el pescado, semillas, nueces, huevos…

-Las semillas están consideradas como una interesante fuente de calcio, incluso hasta pueden aportar más que la propia leche. Además, es un producto compatible con la dieta de un vegano.

Aporte de vitamina D

El calcio es absorbido por la vitamina D. De esta manera, las personas con más cantidad de esta vitamina pueden retener más calcio en el cuerpo.

El problema de esta vitamina es que es difícil de obtener en la dieta, si no que se consigue mediante los rayos del sol. Sin embargo, si que se puede encontrar en alimentos grasos como el hígado o la yema de huevo.

Actividad física

La actividad física moderada también ayudará a nuestra salud ósea. La inmovilización del esqueleto conduce a la pérdida ósea y a la pérdida muscular. Si no nos movemos en unas semanas, se elevarán las posibilidades de sufrir una fractura.

Algunos estudios aseguran que practicar deporte desde edades tempranas ayuda a dejar huella en el organismo, a evitar estos problemas en el futuro. Los mejores tipos de ejercicios son aquellos en los que se dan pequeños saltos, ya que estos actúan contra la gravedad, incentivando el movimiento.

Ahora bien, si el entrenamiento que seguimos no es adecuado según nuestra condición física, si no respetamos los periodos de descanso, o si queremos avanzar antes de que el cuerpo esté preparado, podemos lesionarnos.

ferulas-muletas

Productos ortopédicos como soporte para recuperarse ante lesiones

Si el aporte de calcio no es el adecuado, si los niveles de vitamina D no se mantienen en valores óptimos, si seguimos un entrenamiento inadecuado, por el propio paso del tiempo, o por un accidente, puede darse el caso de que experimentemos algún tipo de lesión.

Por fortuna, para cuidar nuestra salud ósea existen aparatos ortopédicos, como muletas, férulas, etc. que agilizarán nuestra recuperación, que puedes encontrar por ejemplo en la siguiente ortopedia en getxo.

En ciertos casos, dependiendo de la dolencia que se tenga, es posible que tengan que ser usado de manera permanente.

Con estos consejos lo vas a tener fácil a la hora de cuidar tu salud ósea. Tan solo debes seguirlos y verás como no tienes ningún problema.